DÍA ESCOLAR DE LA NO VIOLENCIA Y LA PAZ

“La paz os dejo, mi paz os doy; Yo no os la doy como el mundo la da” (Juan 14:27). Esta afirmación de Jesús está expresando que Él nos legó su paz. Jesús nos dejó su paz. Esto significa que vivir en estado de confusión, preocupación, ansiedad, temor y frustración es anormal para un creyente. Dios no desea que vivamos de esa manera. La Biblia nos muestra cómo recibir y vivir la paz que Jesús dejó para nosotros.

MISIONEROS DEL SAGRADO CORAZÓN