12. Solidaridad

OBJETIVOS: 

  • Aprender a respetar y valorar las cualidades de los otros. 
  • Tener pequeños detalles con nuestros compañeros. 
  • Tener en cuenta lo que siente el prójimo antes de actuar. 
  • Conocer las enseñanzas de Jesús en el evangelio sobre la solidaridad. 

MATERIALES

  • Cartulinas de colores y pinturas de colores. 
  • Nuevo testamento. 

DESARROLLO

1. Oración inicial.

Querido Jesús: tú pasaste por el mundo haciendo el bien entre todos los hombres, y nos enseñaste a compartir con todos: compartir lo que somos, lo que tenemos, lo que soñamos, lo que esperamos,
lo que nos duele y lo que nos alegra.  

Abre nuestros corazones para que
siempre tendamos la mano al que sufre. Ayúdanos a ver en cada persona tu rostro
que nos llama y nos pide vivir con generosidad, con amor y con entrega a los demás.
¡Que así sea, Señor!  

2. Actividad del evangelio. 

Jesús nos enseña a lo largo de su vida una y otra vez que es ser solidario. Desde la parábola del buen Samaritano hasta  Jn. 13, 34-35 

“Un mandamiento nuevo os doy, que os améis los unos a los otros. Vosotros debéis amaros unos a otros como yo os he amado. En esto se reconocerán los que son mis discípulos; en que se aman unos a otros” 

Jesús fue solidario desde el momento que dejó su familia para estar al lado de los más necesitados, aquellos que eran rechazados por enfermedades o falta de riquezas, al igual que sus discípulos. 

Conversamos sobre diferentes momentos que ellos recuerden de la vida de Jesús o de lecturas del nuevo testamento donde se muestra el lado solidario de Jesús y sus discípulos. 

¿Cómo me muestro yo solidario? 

Desde decir una buena cualidad de mi compañero de catecismo hasta cuando ayudo a levantar a mi compañero del patio…. 

3. Actividad plástica. 

Elaboramos una postal con la silueta de la mano de cada uno y dentro la frase de “SOY SOLIDARIO CUANDO TE TIENDO UNA MANO” 

La decorarán pensando en la persona a la que se la queremos regalar y será un regalo para alguien con quien queremos tener un gesto de solidaridad, sólo sacando una sonrisa de su corazón, no es necesario salir de misiones , podemos ser solidarios con pequeños gestos diarios. 

Con esas manos crearemos una margarita gigante por grupo y las pegaremos en el pasillo, dentro de la margarita pondremos la palabra solidaridad en un círculo.