6. Jesús y la amistad

Todos los seres humanos nacemos con una gran capacidad de amar, capacidad que debemos desarrollar poco a poco y sin límites. Esta es nuestra mayor semejanza con Dios: poder amar y ser amados.

Pero la importancia de la amistad viene de lejos…..

La amistad en la Antigüedad Precristiana…

 

Aristóteles se pregunta  si el hombre puede ser feliz en soledad o tiene necesidad de los demás, y responde diciendo que aunque la felicidad, por sí misma, depende del propio individuo, el hombre es un ser social que tiene necesidad de sus semejantes.

Platón recuerda que la amistad exige que afecto sea mutuo: «donde no hay reciprocidad no hay amistad»

Cicerón, el gran escritor romano, escribe: “Si quitáramos la amistad de la vida sería lo mismo que quitar el sol del mundo, porque no hemos recibimos de los dioses inmortales ningún don tan valioso y tan gozoso”.

Sagrada Escritura

Comentamos entre tod@s:

(Aportar cuartillas con las citas para que en pequeños grupos puedan comentarlas. Luego, lectura en voz alta de las citas y puesta en común de las reflexiones)

 

Un amigo fiel es apoyo seguro; el que lo encuentra, encuentra un tesoro. Un amigo fiel no tiene precio, no se puede ponderar su valor. Un amigo fiel es bálsamo de vida, los que aman al Señor lo encontrarán.    (Eclo 6, 14-17)

 

El que descubre secretos no es de fiar, no encontrará amigos de verdad. Ama a tu amigo y confíate a él; pero si has revelado sus secretos no vays tra él. (….) Como pájaro que has dejado escapar de tu mano, así has perdido a tu amigo y no lo recobrarás.  (Eclo 27, 16-20

 

Más vale franca reprensión que amistad encubridora. Leales son los golpes del amigo, engañosos los besos de enemigo. (…) No abandones a tu amigo ni al de tu padre.        (Proverbios 27, 5 – 10)

 

¿Somos conscientes de aquell@s que caminan a nuestro lado?

 

Dinámica: cada uno toca con su brazo derecho el hombro del compañero/-a que tiene a su lado. Lo masajea un poquito. Transcurridos unos segundos, se gira y repite lo mismo con su brazo izquierdo y el compañero del otro lado. Mejor, ¿verdad?

 

Cristo: la plenitud de la amistad

 

«En esto conocerán que sois mis discípulos: si os amáis los unos a los otros»

Jesús amigo

El mensaje de Jesucristo sorprendió al mundo pagano, porque rompía la distinción amigo/enemigo. El Evangelio de la caridad enseña la fraternidad de espíritu, basada en que todos somos hijos de Dios.

 

 

 

Jesús experimentó la amistad:

  • Se dirige a los demás con un corazón abierto   (Mt11, 28)
  • Cura, consuela, perdona, se compadece (Mt 9, 36)
  • Corrige a sus amigo, pero no choca con disputas hirientes (Mt 20, 20-28)
  • Se alegra con sus amigos en sus momentos felices (Lc 10, 21)
  • No busca dar para recibir…

Pero también…..

  • Se siente incomprendido (Jn 12, 24)
  • Desamparado, abandonado (Mt 26, 40)

Algunos de los amigos de Jesús

– Pedro, Santiago y Juan, apóstoles

– Los tres hermanos de Betania: Lázaro, Marta y María

Lázaro, Marta y María

¿Recuerdas los relatos del Evangelio?

Pedro, Santiago y Juan

 

Nos despedimos compartiendo una oración y dándonos un abrazo.