3. Nos presentamos

bienvenidos

Para empezar…….por el principio……nos presentamos!

 Faro

  El Fósforo

Materiales: una caja de fósforos.

Esta es una dinámica de presentación muy sencilla que sirve para hacer una presentación ágil y divertida y que se genere un clima de distensión para que los chicos se presenten y se larguen a hablar. A cada participante se le entrega un fósforo. El primero enciende el suyo y durante el tiempo que permanece encendido debe presentarse y contar el porqué de su participación en el grupo de jóvenes o de Confirmación. Antes de que se consuma totalmente, el participante que tiene el fósforo encendido debe prender el del compañero de la derecha para que este pueda presentarse y así sucesivamente hasta que todos se hayan presentado.
Más allá de la dinámica se puede hacer una relación y una puesta en común con el tema del fuego y de la luz. Se puede hacer la dinámica con las luces apagadas. La luz nos saca de la oscuridad, nos podemos ver, etc. Relacionar con Jesús como luz y nosotros llamados a ser luz para los demás.

Leer  Mt. 5, 14 – 16.

La luz del mundo

Música de fondo Nadie te ama como yo

(Un lector voluntario lee despacio)

14 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.

15 Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa.

16 Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.

Mt 5, 14 – 16

https://www.youtube.com/watch?v=VL-_LKaLJmM

Texto: La puerta del corazón – comentario (el catequista lee el texto)

ORACIÓN FINAL

 

Señor Jesús, que dijiste a tus apóstoles:
“Cuando dos o más se reúnan en mi nombre
yo estaré allí en medio de ellos”.
En tu nombre queremos celebrar esta reunión
para gloria tuya y bien de nuestros hermanos,
dígnate hacerte presente entre nosotros,
iluminándonos y fortaleciéndonos.
Danos sinceridad y sencillez de corazón,
amor a la verdad, a la justicia y a la paz,
refuerza los lazos de amistad cristiana que nos unen
y danos un corazón abierto y generoso
para amar a todos los hombres nuestros hermanos,
como tú los amas.
AMEN.